AFM, posiblemente el mejor medio de filtrado para piscinas

4562

AFM® (Activated Filter Material), de Dryden Aqua es un Medio de Filtrado Activado para los filtros de arena de las piscinas, cuyas propiedades resultan mucho más efectivas que las de la arena habitualmente utilizada.

AFM1

Dryden Aqua es un empresa de origen escocés, especializada en el tratamiento del agua de la piscina. Hace unos años, Dryden Aqua presentó su sistema AFM®, el cual representó una revolución en el mercado, y que posteriormente múltiples empresas han intentado copiar sin llegar a conseguir la gran efectividad de AFM®.

Se trata de un medio de filtrado basado en el uso de crital verde puro, el único cristal con las propiedades físicas y químicas necesarias para conseguir que el AFM® sea auto-esterilizante. Dicho cristal es transformado en granos de forma y tamaño óptimos para su perfecta efectividad.

AFM2

AFM® es bio-resistente y auto-esterilizante. Esto le permite superar el rendimiento de la arena o del cristal triturado al filtrar un 30% más de materia orgánica y evitando la proliferación del llamado biofilm orgánico (mucosidad generada por las bacterias adosadas a la arena para evitar el efecto del desinfectante), lo que repercute en la calidad de filtración y por tanto, del agua de la piscina. Así por ejemplo, si no hay biofilm, evitamos la aparición de tricloraminas y el olor a cloro.

Para todo esto, resulta fundamental el proceso de activación del AFM®, dónde se crea una estructura meso porosa con una enorme área de superficie catalítica. El cristal típico triturado o la arena tienen una superficie de 3.000 m2 por tonelada, mientras que la del AFM® es de 1.000.000 m2 por tonelada, lo que supone un área de superficie 300 veces mayor para la absorbción y las reacciones catalíticas. Grupos de hidróxilos sobre la superficie del AFM® proporcionan una potente carga negativa, conocida como potencial Zeta, la cual atrae metales pesados y moléculas orgánicas. En presencia de oxígeno o de agentes oxidantes, la superficie catalítica genera radicales libres que oxidan y desinfectan la superficie del AFM®.

AFM3

El AFM® se suministra en tres grados diferentes y se deben de utilizar de la siguiente manera :

  • AFM®grado 1 = 0,5 a 1,0 mm de tamaño para la parte superior del lecho filtrante : 70%
  • AFM®grado 2 = 1,0 a 2,0 mm de tamaño para soportar el grado 1: 15%
  • AFM®grado 3 = 2,0 a 6,0 mm de tamaño para soportar el grado 2: 15%

NOTA: El grado 3 puede sustituirse por el grado 2 en filtros con diámetro inferior a 1.000 mm o en filtros con placa de crepinas.

Dado el menor peso específico del AFM®, al utilizarlo en un filtro necesitaremos un 15% menos de cantidad que la que sería necesaria si utilizaramos arena, lo cual es importante a la hora de calcular la cantidad necesaria para nuestro filtro. AFM se sumisitra en pequeños sacos de 25 kilos o en grandes sacos de 1000 kilos para grandes necesidades.

Podemos complementar la efectividad del AFM® con el Sistema Daisy, el cual además nos permite controlar la coagulación, floculación y oxidación catalítica.

Recordemos que AFM® puede ser utilizado en cualquier filtro de arena de piscina, por lo que no necesita ningún tipo de adaptación o cambio de equipos en piscinas ya existentes.

En definitiva, agua cristalina y más saludable, sin olor a cloro, con menor consumo de agua, de productos químicos y energía, gracias a un sistema ecológico y económico.

NOTA ACTUALIDAD: De cara a 2014, el PVP del AFM® se reduce en casi un 30%.

Más información en PS Pool Equipment

TIENDAS DE PISCINAS

Poolaria